Niños colgados en la “nube”

  |   Aprendiendo, Técnicas y herramientas, Terapia   |   No comment

Combatir la adicción a los móviles en niños/as y jóvenes.

.

Desde la psicología y otros sectores de formación se busca concienciar a los padres para que, tanto ellos mismos como sus hijos, hagan un uso adecuado de las nuevas tecnologías (móvil, ordenador, tablet) ya completamente integradas en el hogar. El mensaje es sencillo: en casa se puede enseñar a restringir o controlar la utilización de los teléfonos móviles con conexión a internet.

.

Sentados en la clase y también tras la clase.

.

Se está produciendo una generación de personas dependientes como nunca antes, las consecuencias, por lo tanto, son imprevisibles.

.

El sinsentido comienza cuando los padres regalan a sus hijos de 11 o 12 años, o más jovenes aún, un “smartphone” de última generación con acceso a internet. No son pocos padres los que hacen esto, un porcentaje muy alto de niños reciben su primer móvil a esta edad, los demás como mucho a los 14 ya tiene su propio aparato para usarlo a su antojo sin ninguna restricción.

.

El aprendizaje comienza pronto, en casa encuentran suficientes móviles para practicar.

.

Comprar el móvil a un niño es el primer error. El segundo es no ofrecerles formación al respecto, así, guiados por su curiosidad entrarán en páginas y lugares donde van a encontrar información no siempre adecuada para su edad. Internet es un mundo paralelo a la realidad donde todo tiene cabida, cualquiera con un mínimo conocimiento de informática puede colgar información en la red sin contrastar, sin necesidad de demostrar si esta es verdadera o no, y toda esta información permanece en el ciberespacio para siempre y al alcance de cualquiera.

.

Una línea muy fina separa algunos de los contenidos de internet de la legalidad, a menudo incluso va por delante de las propias leyes y también muy a menudo, estas leyes son incapaces de predecir las consecuencias o decidir dónde poner los límites.

.

Ante la gran dificultad para controlar todo lo que se publica en internet, a nadie extraña ya encontrar información para construir una bomba, como fabricar drogas de diseño o todo tipo de pornografía, pedofilia o masoquismo, por solo nombrar algunas de las parafilias que están a un clic de cualquier niño con un móvil y acceso a internet.

.

Las amenazas en la red, para una mente en crecimiento, son muy reales.

.

Paginas web que fomentan la anorexia, la violencia machista, la moda de los juegos peligrosos en redes, como La Ballena azul que supone un gran riesgo para la vida, engaños a menores o ciberbullying son ejemplos de peligros que acechan a los niños/jovenes y de los que los padres pueden protegerlos simplemente con educación, control y formación.

.

Los estudios ahora están dirigidos a comprobar si, efectivamente, estos niños y niñas con el tiempo acabarán por normalizar todos esos comportamientos que ven en internet e incluso si los repiten tras integrarlos como normales en su concepto de lo que es la vida.

.

Si tenemos en cuenta que un cerebro no termina de formarse completamente hasta los 25 años, podemos hacernos una idea de la confusión que puede sentir un adolescente ante semejante avalancha de información sin clasificar adecuadamente y sin un adulto que le guíe. Su cerebro es inmaduro y no sabrá procesar adecuadamente ciertos contenidos que se exponen en las redes.

.

La adicción puede convertirse en un suplicio

.

Por otro lado, tendríamos que tener en cuenta las consecuencias físicas de estar sentado tantas horas sin hacer ejercicio o relacionarse en persona con su entorno. Un cuerpo en crecimiento necesita movimiento y todo lo que ello conlleva: apetito, oxígeno extra, fortalecimiento muscular, interacciones con los de su edad y otras necesidades básicas durante el desarrollo biológico.

 

También valores como la empatía, la compasión, la generosidad, la honestidad, la gratitud, el respeto o la responsabilidad y muchísimos más, se aprenden únicamente relacionándonos de forma cercana y real en la sociedad, practicando una y otra vez comportamientos de amistad, familiares o comportamientos gregarios que ayuden a alcanzar metas comunes. Todo esto en persona y mirándonos a los ojos, por supuesto.

.

.





.





Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz