Frenar la ansiedad

  |   Ansiedad, Tareas para ser feliz   |   No comment

 

Qué es la ansiedad

 

La ansiedad es una respuesta automática de nuestro cuerpo que nos prepara para enfrentarnos una amenaza. De la misma forma que el dolor nos avisa cuando algo no está bien en nuestro cuerpo, la ansiedad nos puede alertar de que algo en nuestra vida no funciona, nos muestra un desequilibrio en algún área, ya sea familiar, laboral o social, que debemos corregir.

La ansiedad es el resultado de un estado de tensión o nerviosismo que se prolonga más allá de la situación que lo ha provocado. Es útil y necesario sentir cierta ansiedad, ya que nos pone en alerta ante situaciones que requieren de toda nuestra atención, como por ejemplo un examen, la competición en un juego o un trabajo minucioso. La ansiedad, también nos avisa ante una amenaza a nuestra vida, esta es una emoción que nos ha permitido sobrevivir como especie.

Sin embargo, si la ansiedad es desproporcionada, demasiado frecuente o persiste a pesar de haber pasado el peligro, entonces es necesario tomar medidas y hacer algo al respecto.

Los animales saben manejar el estrés

Es curioso observar como los animales en libertad manejan el estrés y reaccionan ante la presencia de un depredador. Un ciervo ve una leona y se sobresalta, se estresa y corre para salvar su vida, pero cuando la leona desaparece y ya no siente el peligro, este ciervo vuelve a lo que estaba haciendo, comer hierba, con total calma y normalidad.

El cerebro nos engaña

Las personas que sienten ansiedad responden de una forma exagerada ante situaciones estresantes de manera que, con el tiempo, el cerebro no es capaz de distinguir cuando hay un peligro real y cuando no, entonces acepta los síntomas físicos como detonante y ante el mínimo temblor, sudor, palpitación, etc., reacciona con una crisis de ansiedad.

La ansiedad también afecta al organismo, a menudo provoca algún malestar como taquicardias, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestivas, náuseas, nudo en el estómago, tensión, rigidez muscular, un excesivo cansancio, hormigueo, sensación de mareo, dolores de cabeza, imsomnio o nerviosismo, entre otros síntomas.

 

QUE PUEDES HACER:

En Youtube encuentras música de este tipo que te ayuda a calmar la mente, puede ser una buena idea ponerla de fondo mientras trabajas con el ordenador o con cascos mientras paseas.

 

  1. Respira profunda y lentamente.

Si notas que estás llegando a un punto crítico, vete a un sitio alejado de tu fuente de estrés y respira de forma consciente. Inhalas por la nariz, retienes dos segundos y sueltas en aire por la boca, esperas dos segundos y vuelves a inhalar. Esto hará que descienda tu ritmo cardíaco y te calmará.

 

  1. Apretar los puños

Tras las respiraciones, aprieta los puños con fuerza durante 5 segundos y luego ábrelos. Al tensar fuertemente los músculos durante unos segundos y soltarlos nos hacemos conscientes de la relajación.

 

  1. Practica actividades que te gusten

Se ha demostrado que las personas más productivas no son las que más horas trabajan sino las que saben disfrutar de otros aspectos de la vida.

 

  1. Ocúpate de los demás

Cuando ayudamos a alguien que lo necesita nos sentimos útiles y esto hace que se incremente la producción de endorfinas, con lo que va a mejorar nuestro ánimo y nos sentiremos más felices.

 

  1. Practica Mindfulness

El Mindfulness es un tipo de meditación con atención plena que te hará consciente del aquí y el ahora. La práctica continuada de esta técnica permite un mayor control emocional, al mismo tiempo ayuda a disminuir el dolor y la ansiedad.

 

  1. Abandona el control

Tratar de controlar todo en nuestro entorno sólo sirve para aumentar nuestra ansiedad cuando algo no funciona. Aprende a dejar fluir, acepta que los demás hacen las cosas de forma diferente y que las situaciones de la vida no siempre son predecibles ni tienen que ser como tú te esperas.

 

  1. Baja la velocidad

Párate y disfruta de las situaciones cotidianas, aprende a apreciar una comida, una conversación, una bebida mirando un atardecer, un baño…observa tu vida desde el momento presente para apreciar la infinidad de matices del lugar que ocupas. Ríe, tómate la vida con más humor.

 

  1. Haz ejercicio

Además de reducir la ansiedad, es un método de prevención ideal anti estrés. Mientras estás haciendo ejercicio, tu mente no puede pensar en los problemas o las tareas pendientes. A nivel físico mejora el sueño, aporta energía, agilidad, vitalidad y un sinfín de beneficios más.

 

  1. Organízate

Tómate un tiempo para organizarte cada día, si sabes todo lo que tienes que hacer, afrontarás tus tareas con más calma y te sobrará tiempo para imprevistos. Incluye en la lista momentos de descanso para ti.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz