Cuando alguien me juzga SIEMPRE se equivoca

  |   Aprendiendo, Cuando   |   No comment

 

Parece una afirmación excesivamente tajante, pero te voy a dar las razones de porqué pienso esto y después juzgarás tú mismo/a.

Cotilleos, dimes y diretes es algo que a todos nos afecta, cada vez hay más afición a meterse en la vida de los demás y airearla. Es una práctica común en la televisión, en internet o en corrillos de trabajo y cafés. Todos sabemos más y mejor que los demás y nos permitimos juzgarlos, pero sólo cuando nos toca directamente nos asombramos de lo mucho que la gente habla.

 

CUANDO SOY JUZGADO/Ajuzgar

Sólo yo sé lo que tengo en mi cabeza, mis sentimientos y emociones son míos y como éstos rigen mi comportamiento, lo que hago tiene mi propia justificación y no se ajusta al pensamiento de nadie más. En este momento, lo que hago, lo hago porque pienso que se debe hacer así, si pensara de otra manera lo haría de forma distinta.

  • Es necesario conocer las motivaciones personales para entender un comportamiento.

.

Mi vida está marcada por mis experiencias, he vivido todo tipo de situaciones que me han condicionado de una forma u otra. Mi cerebro, una máquina perfecta, ha automatizado todas las acciones que llevo a cabo a menudo, para no tener que estar tomando decisiones continuamente (eso consume mucha energía) por lo tanto, muchos de mis actos, palabras, movimientos y pensamientos son reflejos. Esto es, mi consciente no participa hasta que ya ha comenzado la acción, a veces ni se entera, simplemente hago lo que he automatizado que es habitual hacer…

  • Un análisis personal ayudaría a cambiar estos automatismos.

.

Me han educado con unas pautas y actúo según ellas, y no solo eso, yo, por mi cuenta he visto cosas. He visto como actuaban mis padres y la gente que me rodeaba y he aprendido de sus errores, si a ellos no les funciona cierta pauta, me la aplico, ya que seguramente es una “ley universal”. Además, si en mi entorno escucho muchas veces una afirmación, se me graba a fuego en la mente como si formara parte de mí, a partir de ahí: “yo soy así” y no admito otra opción.

  • Son los sistemas de creencias que nos frenan.

.

Las malas situaciones vividas en el pasado me condicionan (si no las manejo bien) al punto de temer que se repitan en cualquier momento. Puede que me juzguen como miedoso/a, pero prefiero protegerme y no arriesgar, me dirán de todo, pero me da igual, yo estoy a salvo.

  • No se puede cambiar el pasado, pero se puede aprender a dar un nuevo significado a las experiencias vividas.

 

CUANDO SOY EL/LA QUE JUZGA:   juzgar3

.

A veces me gusta juzgar a los demás, es más fácil ver los errores de los demás desde la comodidad de mi situación en la que no están implicados los sentimientos. Mi vida queda al margen cuando juzgo a los demás, no tengo que pensar en lo mío que duele más, cansa más y  me arriesgo a ver los fallos con lo que me sentiría inseguro/a. Cuando pienso en los problemas de los demás siento que yo lo haría mejor y me siento más poderoso/a.

  • Una autoestima sana elimina cualquier necesidad de comentar la vida de los demás.

.

El razonamiento que hago de la situación lo justifico bajo la composición de la situación: si veo a un perro corriendo arrastrando una pata rota y un hombre detrás con una tabla en la mano puedo pensar que:

.

a) el hombre le ha pegado y corre detrás para seguir pegándole

b) corre detrás del perro para entablillarle la pata que se ha roto al caer de un muro

.

cada situación por la que paso es nueva, pero si la relaciono con algo pasado, elimino todo el aprendizaje presente y la experiencia pasa a ser una mezcla de mis recuerdos volcados en mi presente.

  • A través de una interpretación subjetiva es fácil llegar a conclusiones equivocadas.

.

juzgar4

.

Expectativas y presuposiciones. Casi siempre pienso que he vivido lo suficiente para saber cómo es la gente y lo que puedo esperar de ella. Muchas veces doy por hecho lo que va a pasar y efectivamente pasa, por eso, a veces me permito juzgar a alguien “por cómo es” y es que ”les veo venir”.

  • A esto se le llama el Efecto Pigmalión o teoría de la profecía autocumplida, que dice que cuando tenemos una creencia firme respecto a alguien, acaba cumpliéndose ya que nuestra conducta intenta ser coherente con las creencias que sostenemos, tengan sentido o no.

.

Por todo esto pienso que, si alguien quiere juzgarme, debe meterse en mis zapatos y vivir todo lo que yo vivo…y como esto es imposible, lo mejor es que si quiere opinar sobre mí, espere a que le pida su opinión.

.

«Juzgar a una persona no define quién es ella, define quién eres tú»

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of