La culpa

  |   Terapia   |   No comment

 

                                    

El sentimiento de culpa puede hacer de ti un juez implacable que castiga con toda la fuerza en su mano las 24 horas del día al culpable: tú mismo.

.

Tener el recuerdo de haber hecho algo malo siempre presente supone, en sí mismo, un castigo excesivamente duro. Pero también supone traer del pasado un error, quizás cometido sin intención, por ignorancia o impulsividad, en todo caso se puede decir que en aquel momento hiciste lo que creías mejor o lo único que podías hacer. Por supuesto nadie en su sano juicio hace algo convencido que hace mal y que se va a arrepentir después.

.

Sentirse culpable suma unas características a la personalidad nada beneficiosas, vamos a ver algunas:

.

—Alguien que es culpable de hacer algo malo SE CONSIDERA MALA PERSONA

—Las malas personas no deben ser felices, así DISCUTE Y SE QUEJA a todas horas y sin motivo

—Alguien que es malo NO SE MERECE COSAS BUENAS

—Como no merece nada bueno, tampoco merece amigos, SE AÍSLA, así nadie descubre lo despreciable que es

—Si por lo que sea resulta que le va bien en la vida, SE BOICOTEA, prefiere darse la razón

—Cuando se boicotea y se siente mal, SE REGODEA EN SU TRISTEZA TODO EL DÍA, es su zona de confort

—NO BUSCA AYUDA, ya que piensa que ni eso se merece, debe sufrir por lo que ha hecho

—Los demás le perciben como EGOÍSTA Y AUSENTE y se lo dicen, con lo cual le baja aún más la autoestima

.

.

Analiza ahora si tú o alguien cercano a ti tiene varias de estas características. Piensa si quieres seguir así o te planteas dar un giro a tu forma de verte/juzgarte/dañarte.

.

Haz una reflexión profunda sobre tu autoconcepto, permítete perdonarte por aquello que has hecho, sea lo que sea no puede ser tan malo como para que arruines tu vida. No es necesario culparte, tienes derecho a cometer errores y aprender de ellos. Además, es la única manera de aprender y hacer las cosas mejor.

 

 

 

 

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz